calanova2

Se vació el vacío

(mayo 2017)

Gracias a tod@s que participaron hoy en la celebración de Yoga en Red! Creo que ha sido la cuarta vez que participamos desde aquí, en un proyecto que nació en 2012 en Mexico, para unir las ciudades Puebla y Monterrey. Abriendo horizontes, y recuperando espacios públicos, ofreciendo una práctica de Yoga gratuita. Ahora participan muchas ciudades de todo el mundo en una práctica que nos recuerda que TODOS SOMOS UNO.


Estos días estoy reflexionando mucho sobre esa unidad, sobre el vacío y sobre el amor. Y no hago más que encontrarme con señales o citas que me van dando pistas por el camino. Sabemos que los budistas y los yoguins nos hablan de que la vacuidad es la esencia de las cosas. Porqué entonces luchamos tanto con ese vacío?
Creo que muchos habéis experimentado una búsqueda por llenar un vacío interno, y que muchas veces buscamos llenarlo desde fuera, con comida, ropa nueva, con la aprobación de una persona que nos importa. Hace algunas semanas os escribí que para mi el vacío con los años ha recuperado otro sentido: el de la posibilidad de ser canal. El problema (para mi) es cuando ese vacío no me permite ser canal, y eso creo que sucede cuando se cierra la mente, el corazón, cuando se cierran las aperturas del canal y no fluye la energía, no fluye el amor. Es como apagar un interruptor. El Yoga funciona como ese interruptor, hay que darle para que la energía pueda fluir. El cuerpo es la herramienta, el canal, através del cual la vida sucede. Por eso es tan importante estar conectado con el cuerpo. La respiración y el movimiento consciente nos enciende, nos conecta. La energía de la que hablo, es la fuerza vital, lo que mueve al mundo, es el Amor. El vacío es necesario para que el amor allí podrá manifestarse, no sustituida por comida o cosas, si no en su forma más pura: LUZ. Allí nunca tendrás demasiado poco por repartir. El amor a la vida, tendrá en sus momentos, o periodos más largos, la manifestación de un amor de pareja, un amor madre-hijo, padre-hija etc… Cuando un amor importante se nos va, experimentamos muchas veces un vacío abismal. ¿Cómo enfrentar ese vacío? ¿Es posible volver a sentir la luz fluir, es posible seguir encendido, en marcha, como canal…? Me crucé con este texto sobre diferentes “generaciones de amor” y creo que viene a cuento aquí:

“John Haule, un psicoanalítico junguiano, explica en su libro Divine Madness, que los sufies creían que el amor profundo podía crear “una próxima generación” de sentimientos, un nuevo tipo de amor, que llamaban fana. Fana significa “contemplación extática de lo divino”. Místicos judíos y cristianos describen el mismo tipo de felicidad plena, a la que se llega através del amor a Dios, pero los trovadores románticos y los sufies arabes, subrayaban que fana puede alcanzarse con la misma eficacia diluyéndose en lo divino de otra persona. (…) Si se trata de verdadero fana, según los sufies seguirás al baqa, otra “generación” de amor (…) En baqa te ves envuelta de una personalidad más elevada dentro de ti, o de un poder universal más elevado. No existe el otro – sólo hay UNO. Desde esta perspectiva, solo puedes experimentar el amor verdadero desde sus frutos espirituales: te lleva al conocimiento de tu naturaleza más profunda y trascendental.”  Elaine N. Aron

00

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>