Mi visión

Me gusta pensar en la vida como un tejido de múltiples colores y que mi tarea es ayudarte a encontrar Tus colores y cómo hacerles brillar con más claridad, y expandir en confianza y paz.

Creo que el yoga y sus diferentes prácticas y expresiones nos ayuda a vivir más en el presente y a encontrar más paz. El Tantra Yoga nos ensenya el arte de aceptar y atravesar tanto las penas como las alegrías de la vida. Cada experiencia es una oportunidad para aprender, soltar y crecer. 

Mis maestros me han enseñado el arte de tejer, y me han ayudado a ver que 

El secreto es simple...

La práctica nos permite conectar con el aquí y el ahora. Qué es vivir el momento presente? Uno de mis maestros solía decir: El cuerpo es aquí, la respiración es ahora. Por eso Pranayama, meditación y la práctica física/mental del yoga son herramientas tan útiles en conectar con el presente. Cuando no damos vueltas al pasado, ni nos preocupamos por el futuro, estamos simplemente viviendo el momento, y en el ahora si noos fijamos, seguramente no hay preocupación, ni miedo, ni ansiedad. La práctica de ásana (posturas) es una de las herramientas principales para estar en el presente, para soltar y relajar. Además abre y alinea los chakras y los canales sutiles del cuerpo y deja que la respiración y la energía fluyan con más libertad. 

Relación entre cuerpo y mente

En momentos dolorosos (físicas y/o emocionales) seguramente  cuenta de la relación entre cuerpo, corazón y mente. Quién no habrá experimentado que un dolor de cabeza o malestar crónico, viene de una preocupación (sentimental, laboral o económica)? Nuestra cultura sigue separando cuerpo y mente, y las emociones muchas veces están mal vistas. Estamos cambiando esa visión, el mundo se vuelve más sensible, y es necesario para empezar a actuar más conscientemente. La intuición, la sensibilidad, los deseos, son motores fundamentales para este cambio.

Con la práctica de Yoga y respiración sincronizamos estos motores, regulamos el sistema nervioso y glandular, desarrollamos flexibilidad, fuerza y consciencia corporal. De esta manera la práctica nos da herramientas para relajarnos, y nos ayuda a conocernos más profundamente, para cambiar patrones (físicas y mentales) que no nos sirven. Todo para nuestro bienestar; para la transformación y la reconexión. Esto para mi es el sentido del Yoga, y dicho en palabras más conocidas: practicamos para unir espíritu, mente y cuerpo, y para comprender esta unión en su plenitud.

Visión tántrica
Desde la visión tántrica, no hay separación ninguna entre lo individual y lo universal, somos cada uno las olas de un mismo mar, y el mar es cada una de las olas. Por consiguiente, el Yoga por si mismo no es una práctica solo para el beneficio individual, si practicas yoga devuelves a tu alrededor más consciencia, armonía y felicidad. Por eso el Yoga sigue evolucionando y continua siendo una práctica completa, y en mi opinión, fundamental en nuestra era.

Practicamos Yoga para saber y para compartir esta sabiduría. Que nuestro camino nos lleve a más compasión, paz y consciencia.

El deseo humano es reencontrar nuestra verdadera naturaleza, y no hay recetas ni atajos, no hay nada que se pueda comprar o que se encuentre  en una cueva en la India…pero ya está aquí: dentro de cada uno y una de nosotros, está en la consciencia colectiva, y practicamos para sentirlo, para reconocer que ya estamos donde tenemos que llegar: al Aquí, al momento presente donde la luz brilla con más intensidad que en cualquier otro lugar.

Mi propio viaje
Mi propio viaje a través del estrés, la ansiedad y la depresión, me ha ayudado a ir más profundo en la oscuridad, también para ver más luminosidad y claridad en todas las tonalidades de la vida. Creo que este viaje, que hoy en día aún es un viaje con sus curvas y baches, pero ya no la lucha que solía ser, me da más herramientas y una perspectiva más amplia en mi práctica y en mi trabajo.