Valor, perdon, gratitud

El tema que estamos comentando en las clases durante las últimas semanas es el de dejar ir. El Yoga nos enseña que con cada exhalación podemos soltar y dejar ir a aquellas cosas que ya no nos sirvan. Dejar ir no es una acto pasivo, es una acción consciente: inhalar, y exhalar; y con intención soltar.
No siempre es fácil, a veces hace falta mucho valor, a veces tienen que moverse emociones para que demos el paso, el paso a soltar, para sentirnos más ligeros, más libres y poder seguir creciendo. A veces incluso hace falta enfadarse, convertir la tristeza en enfado, o la monotonía en acción opuesta, o permitir que salga la rabia, transformándola en energía constructiva.

Esta mañana me he levantado pensando, que a mi siempre me decían que me faltaba un poco de «jävlar anamma»… es una expresión sueca, difícil de traducir, pero quiere decir algo como que me falta algo de «valor del diablo». En mi casa reinaba el silencio, y nunca aprendí a enfadarme ni a conversar de modo libre expresando el desacuerdo. Es algo que voy aprendiendo en edad adulta, y me lo voy reformulando por dentro, que no es nada peligroso, sino un proceso natural y puede incluso ser necesario y constructivo, el diálogo, la discusión (desde el respeto), y la descarga.

Una de mis queridísimas maestras, Ashely Ludman, publicará dentro de poco su libro Fxxx You Namaste. Y va un poco por ahí el tema; también para poder dejar ir, hace falta poder decir (quizá no a la cara de la persona, o quizá sí) Fxxx You!! Te dejo, dejo esta situación (esta persona/enfermedad/trabajo) que ya no me sirve, ya no me hace bien y me permito enfadar (si es el caso). Me perdono por posibles «fallos» que pueda haber cometido, y agradezco todo lo que esta situación me ha dado, y además, y sobre todo, reconozco el ser divino que existe en todo y en todos implicados. Todo forma parte de algo más grande. A pesar de los enfados, las decepciones, la luz en mi reconoce la luz en ti. Eso es lo más puro, y transluce todo lo demás. Eso es lo que significa la palabra Namaste: La luz en mi reconoce la luz en ti.
He aprendido que a través del «jävlar anamma», del perdono, y del agradecimiento, iremos muy lejos. Son tres pilares fundamentales para poder dejar ir, y para poder seguir expandiendo.
Hoy tengo valor
Hoy perdono
Hoy agradezco

Gracias Palmayoguins por dejarme compartir con vosotros!

Clases esta semana:

SUP Yoga
Lunes y miércoles 10:30-11:30
Soller SUP, Port de Soller

Yoga en el Bosque
miércoles 10/6 18:00-19:00
Delante de la capilla, Bosque de Bellver

Sunset Yoga
domingo 14/06 19:30-20:30 – (o mediahora más hasta las 21:00 con meditación y relajación)

Buena semana!
Nos vemos:)

Un abrazo,
Mia

0

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *