La sabiduría no excluye al amor, porque la sabiduría Es amor

Creo que he heredado de mi padre la fascinación por las palabras y su etimologia. Esta semana le dedico a la Compasión: «literalmente «sufrir juntos», (…) es un sentimiento humano que se manifiesta a partir y comprendiendo el sufrimiento de otro ser. Más intensa que la empatía, la compasión es la percepción y comprensión del sufrimiento del otro, y el deseo de aliviar, reducir o eliminar por completo tal sufrimiento.» (Wikipedia)

La compasión (karuna) es una de las cuatro cualidades que cultivamos en el camino del yoguin. Es ponerse en el lugar del otro, entender el sufrimiento del otro. Y creo que solo aceptando y entendiendo nuestro propio sufrimiento, podemos entender también el sufrimiento del otro, y vice versa. Porque no hay separación, entre tu y yo. Como tampoco hay separación entre el amor y el miedo, entre la vida y la muerte, entre el gozar y el sufrir, son solo colores distintos del mismo telar grande. La vida es un entretejido entre todos los opuestos, y el yoga nos enseña ir hacia una mayor inclusión y comprensión de la no-separación de las cosas. 
Esta semana me quiero centrar en la compasión, siendo también un pilar en la fe cristiana y algo que se recuerda durante la semana santa. Jesu Cristo muere por el sufrimiento de la humanidad, y nos enseña, que el renacimiento es posible. El sufrimiento es necesario para el crecimiento. Es nuestra elección qué hacer con el sufrimiento, cómo redirigirlo, y cómo dejarnos guiar por la compasión. 

La compasión no solo es algo central en la fe cristiana, sino también en otras religiones y tradiciones. El mantra de la compasión OM MANI PADME HUM es uno de los mantras más recitados en el budismo. El Dalai Lama dice: «…las seis sílabas, om mani padme hum, significan que en la dependencia de la práctica de un camino que es la unión indivisible del método y la sabiduría, tú puedes transformar tu cuerpo, habla y mente impura al cuerpo, habla y mente pura y exaltada de un Buddha[…]» 
Los opuestos añoran el uno al otro, por que el uno es lo mismo que lo otro. La sabiduría no excluye al amor, porque la sabiduría Es amor. La fusión es la compasión.

0

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *