Presente compromiso

Gracias por vuestros comentarios acerca de la inspiración. Los tengo allí en mente para las próximas semanas. Me habéis hecho pensar y reflexionar. Gracias. 
Hablando con un amigo el otro día, me decía que para él, más allá de los temas, más allá sobre el qué se habla, le inspira la constancia, y el saber que cada domingo hay un mensaje allí, importando menos cuál es. Porque el mensaje está siempre implÍcito allí me decía: la presencia. Aunque no siempre me lea, es el saber que estoy allí. Me hizo entender que eso le inspira confianza. A mi me resulta mágico que me diga eso, yo que justamente muchas veces no me he sentido presente, y menos, comprometida. Pero visto así, realmente es porque sé que me leen, que decido seguir. Bueno, no es una decisión consciente, es un fluir con la vida, con esa presencia. 
Antes pensaba que hacía las cosas por mi, pero no es del todo verdad. Si no supiera que había alguien al otro lado de la pantalla que me leyera, yo no seguiría escribiendo. Sí es cierto que muchas cosas las hago por y para mi, soy solitaria y muchas cosas las disfruto en soledad. Pero estoy reconociendo que sin el diálogo no hay evolución. Sin el encuentro con el otro no se define el ego. Y sin haber definido el ego no se puede ir más allá de él. El ego se construye y se desconstruye. El ego no es, como muchas veces nos hacen creer, algo malo. El ego es necesario y una herramienta para el crecimiento. Pero todo eso ya dará para otro tema, otro día.

Me solía dar pánico el compromiso, pero cada vez va cambiando la relación que tengo con él. Lo más importante creo, es el compromiso que cada uno tiene consigo mismo. Sin embargo, podemos practicarlo en las relaciones con los demás. Discutimos para librarnos de nuestros padres, para poder librar y liberarnos de nosotros mismos. Educamos a nuestros hijos, para poder educarnos a nosotros mismos. Nos comprometemos con el otro, para saber cómo comprometernos con nosotros mismos. No es otra cosa que presencia. Y la presencia no se construye ni se inventa. Es.
Os escribo a vosotros para permitirme reflexionar y expresarme. Gracias por estar, por leerme. Os invito que esta semana os preguntéis sobre el compromiso: 
¿Qué presencia tiene en tu vida? ¿Con qué/quién/cómo te comprometes? 

¿Cómo se manifiesta tu presencia?

0

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *